El encontronazo de la prensa con los independentistas por no contestar en castellano: "No somos decorado"