EPIs, termómetros, pantallas faciales: la intendencia para el 14-F en las elecciones catalanas