"¡Viva Ayuso!", el grito de los hosteleros cántabros contra Revilla cuando iba a vacunarse