España abrirá el 22 de junio sus fronteras terrestres con Francia y Portugal

El miedo al desconfinamiento descontrolado abre el debate de la imposición de fronteras internas