Los estudiantes toman el rectorado de la Universidad Autónoma de Barcelona