González y Rajoy defienden el bipartidismo y cargan contra los "Torquemadas, que florecen por doquier"