Felipe VI reclama "una imagen de unidad" para crear "un entorno estable" para las empresas