"¡Gamberro! ¡Ya está bien de insultar!", el diario de sesiones del Congreso refleja la crispación política

"¡Gamberro! ¡Ya está bien de insultar!", el diario de sesiones del Congreso refleja la crispación política