El Gobierno de Ayuso cree que fue "una temeridad" permitir la concentración anti mascarillas