El Gobierno traslada al Supremo la responsabilidad sobre el futuro de Junqueras y trata de blindar el diálogo con ERC

Pedro Sánchez