El Gobierno decreta medidas "drásticas", asume todas las competencias y congela el país