El Gobierno intenta blindar sus relaciones con ERC y la mesa de diálogo en Cataluña de la peripecia judicial de Puigdemont

María Jesús Montero, ministra portavoz del Gobierno