El Gobierno reformará la ley para tener una herramienta alternativa al estado de alarma

Carmen Calvo en los pasillos del Senado