Rajoy y González reclaman que se facilite un gobierno después del 10-N aunque implique "coaliciones incómodas"