Un grupo de independentistas radicales queman la sede de Hacienda en Lleida