Miquel Iceta pide un "autogobierno más sólido" y que Cataluña sea reconocida como nación