Pablo Iglesias y el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, ni se miran durante el Consejo de Seguridad Nacional presidido por el rey