Ahora que se puede, Ayuso bailaría con "cualquier" político aunque es más de "codo en barra"