Junts y Comunes reciben con carteles antifascistas a Vox mientras ERC y la CUP le 'plantan' en el Parlament