La legislatura comienza con 'mal pie'