La ley de memoria histórica pasa su primer examen en el Congreso en un intenso debate con la guerra civil de fondo