Madrid rinde un especial homenaje a las 57 víctimas del COVID-19 que nadie reclamó