La ultraderecha desfila por las calles de Barcelona durante el 12-O