Manifestantes ultraderechistas rompen una estelada y tratan de quemarla sin éxito