El Gobierno deja en manos de la Casa Real mejorar la transparencia y "ejemplaridad" de la institución