Casado, rodeado de vacas pastando en libertad, asegura que las macrogranjas "no contaminan"