Iglesias afea a la Casa Real que no haya condenado aún la violencia fascista