Pablo Iglesias llega en vaqueros a la Moncloa como vicepresidente del Gobierno