El Parlament de Cataluña estrena protocolo anticoronavirus en un pleno atípico