Sánchez se compromete a abolir la prostitución y a poner fin a la reforma laboral y la ley mordaza