Sánchez e Iglesias acarician su investidura después de una jornada triunfal