Medio centenar de personas recibe a Sánchez entre insultos, gritos y patadas a su llegada a Ceuta