Indignación en San Sebastián: el Peine del Viento aparece pintado con lazos amarillos