Un policía nacional relata cómo vivieron "el infierno" de los disturbios del viernes en Barcelona