PSOE y Podemos logran el apoyo de los independentistas para asegurarse una amplia mayoría en la Mesa del Congreso