Los radicales arrancan adoquines para atacar a los Mossos