Un grupo de radicales saquea una tienda de electrónica en medio de los disturbios en Barcelona