El PP teme que el Gobierno apruebe en tres meses la rebaja de las penas por sedición