Los Reyes Magos celebran su cabalgata más tecnológica después de llegar por mar a Barcelona