Sánchez acelera el nombramiento de Delgado como fiscal general del Estado ante la avalancha de críticas