Sánchez califica como "inquietantes" y "perturbadoras" las informaciones que afectan al rey emérito