Sánchez y Casado rompen la norma no escrita de la jornada de reflexión

Sánchez, en Moncloa