Sánchez defiende el diálogo con Cataluña y rechaza lecciones del “tripartito del Apocalipsis”