Sánchez defiende ante los suyos que sólo un gobierno del PSOE es garantía de progreso y estabilidad