Sánchez, en su ecuador de la legislatura: nuevas cuentas, nuevo equipo y la pandemia bajo control