Sánchez se rearma para afrontar las nueve reformas más complejas del final de legislatura