Sánchez refuerza con una visita a Netflix su pretensión de hacer de España el "Hollywood europeo"