Sánchez se resiste, de momento, a aplicar la Ley de Seguridad Nacional que le reclama Casado

Pedro Sánchez con Pablo Casado, en Moncloa