Se repiten las aglomeraciones para bañarse y tomar el sol en las playas de Barcelona