El PP abandona su sede, ¿primer paso para refundar la marca?